Ir a canal FaceBook de CONAMA
Ir a canal Twitter de CONAMA
Ir a canal LinkedIn de CONAMA
Ir a canal YouTube de CONAMA

La movilidad al trabajo, un reto compartido

03/10/2018

El grupo de trabajo Movilidad al trabajo (GT-3) señala como esencial una mayor coordinación entre los diversos niveles de la Administración y las empresas para impulsar que los trabajadores realicen desplazamientos diarios más respetuosos con el medio ambiente

Entre el 35% y el 40% de los desplazamientos diarios en España se hacen por razones laborales, según datos del Instituto Nacional de Estadística, pero menos de la mitad de ellos se hacen en trasporte público, bicicleta o andando. Como consecuencia, se genera tráfico, ruido, ocupación de espacio público, consumo energético y contaminación. Por este motivo, fomentar planes de movilidad sostenible hacia los centros de trabajo se hace más necesario que nunca.

La movilidad al trabajo es uno de los temas consolidados dentro de los congresos de Conama. Ya en dos citas anteriores, en 2012 y 2014, hubo sesiones y talleres sobre la misma cuestión. En 2016, un grupo de trabajo constituido expresamente elaboró un documento sobre el estado de la cuestión en España y qué medidas se podrían poner en marcha para hacer más sostenibles los desplazamientos por motivos laborales.      

Este año, el grupo Movilidad al trabajo (GT-3)  vuelve a estar formado por profesionales de todos los ámbitos,lo que ha permitido actualizar el documento e identificar de forma trasversal los nuevos retos que se dan en la aplicación de la sostenibilidad en la movilidad.
 
Una transición lenta

Uno de los principales retos que ha identificado el grupo hasta ahora es, según indica Ángel Cediel, miembro del grupo de trabajo y responsable de proyectos de transportes de IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), atraer a más  empresas.

“La aplicación de criterios de sostenibilidad en el desplazamiento al trabajo está siendo muy lento. Esto se debe a que, a pesar de que en la Ley de Economía Sostenible se recomiende que las empresas de más de 400 empleados tengan un plan de movilidad al trabajo y un coordinador, no hay obligatoriedad ni incentivos para hacerlo. Se necesitan normas más restrictivas”, afirma.   

Por este motivo, Carlos Cristóbal, coordinador del grupo y presidente de APTeMUS (Asociación Profesional de Técnicos en Movilidad Urbana Sostenible), explica que, en esta edición, el grupo está analizando los planes de movilidad para incentivar su adhesión a esta recomendación. “En el congreso se dará información sobre los aspectos que deben incluir los planes, mostraremos las empresas que ya han empezado a aplicarlos, sus beneficios, y recogeremos más ejemplos de buenas prácticas”.

Apoyo de la Administración          

Además de las empresas, el grupo también destacará el papel de la Administración para impulsar los desplazamientos con un menor impacto ambiental. “Los centros de trabajo están cada vez más lejos de los cascos urbanos y la conexión con el transporte público no siempre es favorable. Es necesario que se establezcan medidas desde la Administración tales como: establecer paradas y caminos seguros en los polígonos industriales o dar facilidades para aparcar a los usuarios de coches compartidos”, explica Pablo Frutos, de la Secretaría de Medio Ambiente y Movilidad de Comisiones Obreras y miembro del grupo de trabajo.

Para conseguir esto, es necesario una coordinación de los actores implicados, tema en el que también se observan dificultades. “La competencia de las infraestructuras y carreteras está muy distribuida entre la Administración estatal, la autonómicas y la urbana, y es fundamental conseguir la coordinación entre ellas”.

Como vemos, reflexionar sobre la necesidad de incentivar la elaboración de planes de movilidad al trabajo y destacar los beneficios que se pueden llegar a conseguir mostrando ejemplos prácticos, será uno de los principales objetivos del grupo. “Iniciativas como estos grupos de trabajo son muy útiles para facilitar el intercambio de experiencias y opiniones dentro de la Administración y las empresas”, añade Cediel. 

En definitiva, la movilidad al trabajo es un ámbito complejo donde reunir e informar a empresas, Administración y usuarios es esencial. “Una movilidad al trabajo sostenible implica compromiso y diálogo. Trabajaremos para conseguirlo y esperamos obtener nuevos resultados para Conama 2018”, concluye Pablo Frutos.