Ir a canal FaceBook de CONAMA
Ir a canal Twitter de CONAMA
Ir a canal LinkedIn de CONAMA
Ir a canal YouTube de CONAMA
La Agenda Urbana española: Un nuevo rumbo hacia 2030. Organiza: Secretaría General de Vivienda del Ministerio de Fomento (ST-7)
Miércoles, 28 de Noviembre de 2018 de 9:15 a 14:00 en la Sala Roma

Presentación Programa Comité técnico
 
 

Resumen

Vivimos en un mundo urbano. Si bien las urbes han tenido una clara importancia histórica como lugares de desarrollo, crecimiento económico, poder político o centros culturales; hoy más que nunca, las ciudades tienen el indiscutible protagonismo y son el ecosistema para los seres humanos.

Según Naciones Unidas, en 2008 por primera vez en el planeta, había más personas viviendo en ciudades que en el medio rural. Actualmente el 55% de la población mundial vive en áreas urbanas y NNUU calcula que para 2050 alcanzaremos el 68%. Europa es uno de los continentes más urbanizados y se prevé que tendrá en 2020 el 80% de su población concentrada en ciudades.

España se encuentra por encima de la media europea y actualmente, de los 46.557.008 de habitantes que existen, el 80% se concentra en áreas urbanas, que suponen sólo el 20% del territorio. Dentro de la población urbanita, el 25% vive en aglomeraciones urbanas superiores al millón de habitantes y el 17% en las ciudades más grandes. Además, tanto las pequeñas como las grandes áreas urbanas han experimentado buenos ritmos de crecimiento entre los años 2001 y 2016, que han sido del 18,8% en el caso de las pequeñas, y algo menor, del 16,2%, en el caso de las grandes. Esto supone que un 68,7% del total de la población vive tan solo en el 9,3% de los municipios y, en términos de superficie, el conjunto de las áreas urbanas ocupa solo el 9,6% del territorio nacional.

En este contexto de efervescente necesidad de gestión y planificación de las ciudades, para hacerlas resilientes y sostenibles, saludables y en definitiva habitables, se acuerda en 2016 la Nueva Agenda Urbana.

“La Nueva Agenda Urbana es acerca de las personas, el planeta, la prosperidad, la paz y la cooperación en entornos urbanos.” [1] Se adoptó en la conferencia Habitat III de Naciones Unidas sobre Desarrollo Urbano Sostenible, celebrada en Octubre de 2016 en Quito. Desde entonces Naciones Unidas ha trabajado en la implementación de la Nueva Agenda Urbana a nivel global y en su inclusión en el programa de la Agenda 2030. Cada país e incluso cada región es libre de adaptar a las condiciones específicas de su entorno (preexistencias, clima, urbanismo, ecología, etc.) los principios de la Nueva Agenda Urbana.

En España, desde el Ministerio de Fomento, se está trabajando en el desarrollo de la Agenda Urbana Española. El primer paso de la Agenda Urbana Española ha sido el profundo diagnóstico de la situación del medio urbano en España y el análisis de las debilidades y fortalezas tanto de las ciudades actuales como del entorno natural y rural de las mismas.

España parte con un modelo de ciudad tradicional que tiene muchos puntos en concordancia con la Nueva Agenda Urbana. La ciudad mediterránea tradicional es densa, compacta y acotada, de un tamaño medio en el que se mezclan los usos. Está construida con materiales locales y se protege de las condiciones climáticas aprovechando el entorno a su favor. Conforma espacios de contacto social y crea una ciudad segura y con una buena calidad de vida.

Estas cualidades deben ser conocidas, apreciadas y potenciadas. En las últimas décadas a menudo han sido olvidadas en los nuevos desarrollos urbanísticos –especialmente en la periferia de ciudades consolidadas– que conforman ciudades que ignoran su entorno más próximo, no aprovechan el clima, no integran el ecosistema natural ni cultural en su diseño y en muchos casos carecen de personalidad propia. Este urbanismo más reciente no contribuye a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) incluidos en la Agenda 2030, los objetivos tanto de la Nueva Agenda Urbana (ONU-Habitat III) o la Agenda Urbana Europea (Pacto de Amsterdam), ni los acuerdos alcanzados en la Cumbre del Clima (Cumbre de París).

Por lo tanto, el objetivo de la Agenda Urbana Española, es el de crear un documento estratégico, sin carácter normativo, que defina los criterios del nuevo urbanismo tanto para ciudades como para pueblos y territorios predominantemente rurales, donde se den las claves para alcanzar ciudades sostenibles, inclusivas, seguras y resilientes (ODS11) y que ayude a enmarcar las decisiones particulares de cada municipio para su desarrollo sostenible en los próximos años.

Esta sesión de Conama 2018,  se tomó como una oportunidad excelente de conocer el trabajo que desde el Ministerio de Fomento se está realizando para completar la Agenda Urbana Española, que diagnostica las ciudades actuales y define un marco estratégico para alcanzar los objetivos de la Agenda 2030 y la Nueva Agenda Urbana de Naciones Unidas.

Puedes disponer del resumen de la sesión elaborado por los voluntarios de la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA) pinchando aquí.

Si quieres ampliar información: