Ir a canal FaceBook de CONAMA
Ir a canal Twitter de CONAMA
Ir a canal LinkedIn de CONAMA
Ir a canal YouTube de CONAMA

La seguridad de los nanomateriales, a debate

19/09/2018

El potencial impacto sobre el medio ambiente y la salud humana que pueden tener los nanomateriales, la información a los consumidores y la necesidad de legislar una tecnología tan nueva son algunos de los temas que aborda el grupo de trabajo Oportunidades y retos de lo nanomateriales  de Conama 2018, coordinado por el Colegio de Físicos y el Colegio de Químicos de Madrid.

 

¿Qué tienen en común una raqueta, un circuito eléctrico, una crema de protección solar y un bote de pintura? La respuesta no es evidente a simple vista, pero todos ellos pueden incluir entre sus componentes nanomateriales, es decir, partículas que miden la millonésima parte de un milímetro. La nanotecnología es un mercado floreciente que avanza con rapidez. En la actualidad, se emplea en multitud de productos de consumo y en todo tipo de sectores, desde la medicina a la construcción o el sector textil.

Se trata de un campo nuevo que ofrece numerosas opotunidades, pero que también plantea dudas. En primer lugar, conocer si la creación de esos nuevos productos puede dar lugar a riesgos nuevos para la salud humana o el medio natural. Además, está la cuestión de la regulación. Al ser un ámbito tan novedosos no existe un marco legal bien estructurado en torno a él. Aunque a nivel europeo no hay un marco legislativo específico para los nanomateriales, la Comisión Europea ha expresado que la normativa existente es de aplicación, por ejemplo el Reglamento REACH (Reglamento de Registro, Evaluación, Autorización y Restricción de Sustancias Químicas).
 
Ahora mismo, hay abierto un debate sobre si es necesaria una legislación específica o es suficiente la existente para gestionar los potenciales riesgos, al mismo tiempo que avanza la comercialización y uso de cada vez más productos nuevos que contienen nanopartículas.
 
Todas estas cuestiones son las que aborda el grupo de trabajo Oportunidades y retos de los nanomateriales (GT-14), coordinado por el Colegio Oficial de Físicos y el Colegio Oficial de Químicos de Madrid. El grupo continúa la labor iniciada en Conama 2016, donde ya se realizó una intensa labor sobre estas cuestiones. El formato de los comités técnicos de Conama permite que expertos de todos los ámbitos participen en ellos, trabajando de forma colaborativa durante meses para presentar los resultados en el congreso.
 
El concepto de nanosafety

José Manuel González, miembro de la Sección Técnica de Medio Ambiente del Colegio de Químicos de Madrid, secretario  de la UICM (Unión Interprofesional de la Comunidad de Madrid) y coordinador del grupo de trabajo sobre nanomateriales de Conama 2018, explica: “La población aún no es muy consciente, pero los nanomateriales cada vez están más presentes en la vida cotidiana. Tienen múltiples formas y propiedades, muchas de ellas muy útiles, pero debemos asegurarnos también de su seguridad para la salud y el medio ambiente”. 
       
En este sentido, se ha desarrollado en los últimos años el concepto de nanosafety, que hace referencia al uso seguro de los nanomateriales. José María Navas Antón, investigador científico en el Departamento de Medio Ambiente del INIA  (Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria) y miembro del grupo de trabajo, asegura que aún falta mucha investigación en este ámbito. “En el año 2000, había menos de 50 artículos publicados sobre nanosafety. Ahora mismo hay aproximadamente unos 5.000 artículos publicados al año. Esto muestra un claro avance en el tema, pero es necesario seguir trabajando.”

El aumento del estudio de los efectos de los nanomateriales es especialmente importante ya que podrían servir para prevenir los riesgos a nivel profesional y cotidiano. “Algunos estudios muestran indicios de que hay determinados tipos de nanomateriales que pueden causar daños en el sistema respiratorio humano, pero no hay que alarmarse y generalizar. Hay que ir caso por caso”, explica Jose María Navas.           

Este hecho ha hecho reflexionar sobre si es necesaria una legislación específica sobre potenciales riesgos o es suficiente con la existente. La Unión Europea recoge los nanomateriales en el Reglamento de Registro, Evaluación, Autorización y Restricción de Sustancias Químicas (REACH) y en el Reglamento de Clasificación, Etiquetado y Envasado (CLP, por sus siglas en inglés), que también garantiza el uso seguro de todas las sustancias químicas y las mezclas. José María Navas afirma: “Uno de los retos en este campo es simplificar la legislación y el registro de las nanoformas con composiciones fisicoquímicas y efectos muy similares. Esto aceleraría las evaluación toxicológicas y su autorización, o no, por parte de las entidades correspondientes”.        

Más información para los consumidores

La información de los ciudadanos sobre la presencia de nanomateriales en los productos es otro de los temas relevantes para el sector. Belén Ramos, responsable del área de Medio Ambiente de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) y miembro del grupo de trabajo de nanomateriales, señala que una de las tendencias que se observan actualmente  es que cada vez se informa menos de la presencia de los nanomateriales en los etiquetados. “Esto nos hace pensar que no se están declarando por miedo a la reacción que pueda tener la gente ante este nuevo fenómeno. Creemos que el consumidor tiene derecho a saber y, en función de ello, a elegir”, afirma la portavoz de la OCU.    

La transparencia y seguimiento son aspectos que aún no están resueltos en la nanotecnología. En este sentido, Belén Ramos afirma: “Mientras se investiga, se puede informar. Si no ocurre nada, no habrá nada de qué lamentarse pero si en el futuro ocurre algo, como lo que pasó con el amianto y otros materiales, es mejor tenerlos localizados y ser capaces de protegernos. Se hace necesaria una aplicación de la ley más estricta a las empresas que los utilizan y un registro de los productos que llevan nanomateriales y cómo reciclarlos.”

Por su parte, José Manuel González, del Colegio de Químicos de Madrid, considera  que todavía queda mucho por investigar en este sentido: “Los residuos de los nanomateriales y los nanoplásticos son algo de lo que apenas se ha hablado hasta ahora, pero también hay que tenerlo en cuenta y comenzar a prepararse. Yo siempre comparo los nanomateriales y sus residuos con un grano de arena. Si tenemos un grano en el zapato, no molesta, pero una tonelada de arena es un problema con el que hay que lidiar.”    

Como vemos, los nanomateriales son un tema de especial relevancia para la sociedad que se puede abordar desde diferentes perspectivas profesionales. Conama 2018 contará con numerosos expertos que al igual que José Manuel González, José María Navas y Belén Ramos, aportarán una nueva visión sobre los nanomateriales que ayude a la prevención y a construir un futuro más sostenible.