Ir a canal FaceBook de CONAMA
Ir a canal Twitter de CONAMA
Ir a canal LinkedIn de CONAMA
Ir a canal YouTube de CONAMA

La naturaleza tiene la respuesta a muchos de los problemas urbanos

26/09/2018

En Conama 2018 prestaremos atención a las soluciones basadas en la naturaleza, un nuevo modo de concebir la gestión del territorio usando herramientas y conceptos de los propios ecosistemas. Se abordará su aplicación, especialmente en los entornos urbanos, donde constituyen una herramienta para potenciar la resiliencia y afrontar desafíos como la adaptación al cambio climático o la pérdida de biodiversidad. Además, se mostrarán iniciativas exitosas y dignas de ser replicadas de ciudades iberoamericanas y del Mediterráneo

 


El concepto de soluciones basadas en la naturaleza (SbN) ha irrumpido con fuerza en el campo ambiental para referirse a aquellas acciones que se apoyan en los ecosistemas y los servicios que estos proveen para responder a los desafíos de gestión del entorno. Se trataría de completar los enfoques de ingeniería y arquitectura y enriquecerlos con una nueva visión, que permita aplicar dinámicas o ideas de la propia naturaleza para gestionar, proteger o restaurar entornos naturales o modificados. El objetivo final de estas soluciones es que contribuyan al bienestar humano y beneficien la biodiversidad.

En Conama 2018 se dedicarán diversos espacios al estudio y la puesta en común de experiencias sobre este pujante campo. Entre ellas está la propuesta del grupo de trabajo Soluciones basadas en la naturaleza (GT-10) en el que confluyen técnicos y expertos de empresas, administraciones y organizaciones. El objetivo es “difundir qué son las soluciones basadas en la naturaleza y que ese criterio empiece a calar en diferentes sectores, administraciones públicas y empresas”, explica Andrés Alcántara, del Centro de Cooperación del Mediterráneo de UICN, entidad que coordina el grupo de trabajo de Conama.

La cuestión es definir correctamente las soluciones basadas en la naturaleza. ¿Qué acciones pueden englobarse como tal y cuáles no? Ese es precisamente uno de los retos que aborda el grupo de trabajo de Conama 2018. “Es un concepto nuevo que tiene muchas implicaciones ambientales, sociales y económicas”, explica Alcántara, “por eso, lo primero que vamos a hacer es preparar un documento legible y fluido donde queden claros los términos”, añade. De hecho, la propia IUCN está liderando ahora mismo una iniciativa internacional para definir el término y ha recopilado experiencias en el ámbito mediterráneo y estatal, por lo que este trabajo previo enriquecerá la tarea que se lleva a cabo en Conama 2018.

El grupo de trabajo también está elaborando una herramienta, una ficha práctica que sirva para la autoevaluación, para identificar los criterios que deben cumplir los proyectos para ser considerados como una solución basada en la naturaleza. Entre esos criterios está el empleo de recetas naturales pero siempre en conjunción con la tecnología, además de una triple aspiración ambiental, social y económica y una visión ecosistémica y de paisaje del lugar donde se llevan a cabo.

En Conama 2018, el grupo de trabajo se centrará específicamente en el empleo de soluciones basadas en la naturaleza en ciudades, un ámbito donde existe una gran actividad. Ahora mismo, explica Alcántara, hay dos líneas a nivel internacional que están liderando las soluciones basadas en la naturaleza, como son el cambio climático y el agua y el cambio climático en relación con las ciudades. “Son iniciativas como el empleo de soluciones basadas en la naturaleza para paliar el efecto isla de calor urbana o la creación de refugios ambientales en la ciudad, como podría ser por ejemplo el uso de tejados verdes con especies autóctonas. Otra gran línea a nivel internacional es la utilización de soluciones basadas en la naturaleza para el mantenimiento de la calidad del agua en espacios urbanos, como sería por ejemplo el drenaje ecológico para recuperar aguas en la ciudad, lo que permite evitar inundaciones y por otro lado da una salida a un recurso natural en el medio urbano”.

La Unión Europea y Naciones Unidas han definido que las soluciones basadas en la naturaleza son una herramienta interesante a la hora de aplicar en ciudades, afirma Andrés Alcántara. Además, la UE está lanzando convocatorias y líneas de financiación para soluciones basadas en la naturaleza. “Hay fondos europeos con un alto porcentaje de financiación, de hasta el 80%, y dentro de ellos hay convocatorias específicas de soluciones basadas en la naturaleza en ciudades”, afirma el portavoz de IUCN, por lo que es lógico el interés que éstas están despertando entre actores diversos. Los materiales que prepara el grupo de trabajo de Conama 2018 pueden servir para que el prometedor campo de las soluciones basadas en la naturaleza llegue a los sectores públicos, a las concejalías de urbanismo y los departamentos de las administraciones autonómicas que no están normalmente trabajando en este sector y también el sector privado, a empresas y sectores que puedan implicarse en estos procesos, explica su coordinador.

Otra de las acciones destacadas que está llevando a cabo el grupo de trabajo de Conama 2018 es la búsqueda de experiencias destacadas de aplicación de soluciones basadas en la naturaleza en ciudades y en entornos periurbanos. Su intención es incluirlas en el documento de referencia que están elaborando para sean un ejemplo gráfico de buenas prácticas. Para recoger el mayor número de casos han elaborado un formulario para remitir propuestas al que puede accederse mediante este link.

Formulario para recoger proyectos o experiencias de Soluciones basadas en la Naturaleza en entornos urbanos o periurbanos para Conama 2018.

 
Otras actividades en Conama 2018

Además de la presentación de los resultados del grupo de trabajo Soluciones basadas en la naturaleza, en Conama 2018 también se llevará cabo la sesión técnica Experiencias prácticas de soluciones basadas en la naturaleza (ST-32), que se enmarca dentro del Encuentro Iberoamericano sobre Desarrollo Sostenible (EIMA) que se celebra en el marco del congreso y al que acude una potente delegación de diversos países iberoamericanos. En esta sesión se verán ejemplos de ciudades iberoamericanas que ya están implementando soluciones basadas en la naturaleza y se debatirá sobre los beneficios que la sociedad y la biodiversidad pueden obtener de su implementación. Otra de las actividades relacionadas es la sesión técnica Experiencias de renovación urbana, donde se profundizará en las acciones realizadas en las grandes ciudades y en los pequeños y medios municipios españoles.

Las sesiones de Conama 2018 continúan la senda abierta en Conama 2016, donde ya se abordaron estas cuestiones por medio de la sala dinámica MADRID + NATURAL Soluciones basadas en la naturaleza para la adaptación al cambio climático (SD-4), organizada por el Ayuntamiento de Madrid.