Ir a canal FaceBook de CONAMA
Ir a canal Twitter de CONAMA
Ir a canal LinkedIn de CONAMA
Ir a canal YouTube de CONAMA

“En los ODS, España tiene 17 indicadores en rojo en los que debe hacer un gran esfuerzo”

26/09/2018

Entrevista con Javier Benayas, colaborador de la Red Española para el Desarrollo Sostenible (REDS) en la elaboración de informes sobre la situación de España respecto al cumplimiento de los Objetivos del Desarrollo Sostenible en diferentes ámbitos 

 

La Agenda 2030 y los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) nos comprometen a todos para lograr un desarrollo sostenible. Por ese motivo, Conama 2018, con su lema Rumbo 20.30 dedica su 14º edición a analizar las estrategias que se están llevando a cabo en España y en Europa para conseguirlo.

Para conocer el estado de la situación, contamos con la visión de Javier Benayas, profesor de Ecología en la Universidad Autónoma de Madrid  y colaborador de la Red Española para el Desarrollo Sostenible (REDS), entidad que ha presentado este mes la tercera edición del informe SDG Index and Dashboards. El documento analiza el grado de cumplimiento de los 17 ODS por parte de los 193 países miembros de la Organización de las Naciones Unidas. Según este informe, España se encuentra en la posición 25 y no cumple con ninguno de los objetivos, si bien es cierto que ningún país del mundo lo consigue.

Pregunta- ¿Cuáles son las características del Informe SDG Index and Dashboards?     

Respuesta- El Informe SDG Index and Dashboards es muy exigente. Dentro de cada objetivo tiene en cuenta diversos indicadores a los que puntúa a través de colores: verde, naranja y rojo. Cuantos más hay en verde dentro de cada uno de los objetivos, más sube la puntuación. Los rojos en cambio son aquellos aspectos en los que se debe mejorar. Ningún país tiene todos verdes, ni si quiera Suecia que es el país con mejor puntuación. Sin embargo, creo que es un informe muy útil ya que da una amplia visión de aquellos puntos en los que se debe actuar de manera urgente.          

P- ¿Cuál es la situación actual de España con respecto a los ODS?         

R- España se mantiene en la posición 25 desde la última vez que se presentó el informe.  Esto no quiere decir que no se hayan hecho cambios, simplemente puede ser el resultado de que se hayan incluido nuevos países al informe o nuevos indicadores.

España, concretamente, puntúa especialmente bajo en el objetivo 9 (industria, innovación e infraestructura), el 12 (producción y consumo responsable), el 13 (acción por el clima) y el 14 (vida submarina). En cambio, mejoramos en el 3 (salud y bienestar), el 5 (igualdad de género), 6 (agua limpia y saneamiento), 7 (energía asequible y no contaminante). Sin embargo, el informe también muestra, que España está retrocediendo en los objetivos como el 10 (la lucha contra las desigualdades) y el 17  (alianzas para lograr los ODS).

P- ¿A qué se debe la baja puntuación en estos objetivos? ¿Qué se debería hacer para mejorarlo?

R- Para cada uno de los 17 grandes objetivos existen diversos indicadores de seguimiento, que suman más de un centenar. De estos indicadores, España tiene 17 en rojo,  en los que debe hacer un gran esfuerzo si quiere mejorar su puntuación y cumplir con los objetivos. Algunos de ellos son el bajo número de investigadores y patentes, el aumento de la tasa de desempleo, el estancamiento de la ayuda oficial al desarrollo y la calidad del agua de los océanos. Para abordarlos, España debería tener una Agenda para los Objetivos del Desarrollo Sostenible terminada.   
             
Esta ya se comenzó a elaborar con el anterior Gobierno pero parece que con el actual va a obtener más impulso. Se ha creado un Ministerio de Transición Ecológica y un Comisionado dedicado estrictamente a los Objetivos del Desarrollo Sostenible, por lo que creo que se darán grandes pasos en los próximos años.               

P- ¿Cómo es la puntuación de España respecto a los objetivos ambientales?

R- En este caso, los resultados de España son muy parecidos a los del resto de países occidentales. Normalmente, los países desarrollados se preocupan por aumentar el bienestar social antes que por el medio ambiente. Por este motivo, los objetivos relacionados con la sociedad suelen tener mejor puntuación que los ambientales, pero en los ODS todos están al mismo nivel, no prioriza ningún objetivo sobre otro y, en el informe se demuestran estas carencias.

En España, preocupa especialmente el ámbito marino, ya que de los seis indicadores que miden ese objetivo, solo uno de ellos está en verde. También llama la atención  el objetivo sobre acción climática, en el que a pesar de tener mejores resultados que en otras ediciones, sigue siendo una de nuestras asignaturas pendientes.     

P- ¿Qué estrategias se podrían llevar a cabo para conseguir el cumplimiento de los ODS?      

R- Los ODS son misiones de conjunto global. Es una tarea de toda la sociedad y, para ello, hay que hacer ámbitos de trabajo conjunto entre instituciones públicas, privadas, ONG, etc. Para cada objetivo se debería hacer un plan estratégico o, al menos en aquellos en lo que estamos en color rojo, y marcar las prioridades de lo que debemos cambiar.  

Además, considero que deberíamos hacer agendas de compromiso en las que cada uno ponga su granito de arena para poder hacer transformaciones profundas. A nivel social se debe seguir informando y apoyarse en la educación ambiental para que estos compromisos se mantengan en el futuro.    

P- ¿Se avanzará en España en el cumplimiento de los ODS?

R- Yo soy optimista. En España, algunos sectores de la universidad, las empresas y administraciones han acogido con mucho entusiasmo los ODS y están muy comprometidos. La prueba de ello es que están surgiendo iniciativas muy valiosas.

Lo que tenemos que hacer ahora es ver cómo aunamos todas ellas. Esto serviría para que más personas se unieran a la causa, ya que en, otros sectores, los ODS son un tema desconocido. Tenemos que hacer que la sociedad se introduzca con mucha fuerza en ellos.  Dicho esto, creo que estamos en el buen camino y, aunque no consigamos cumplirlos todos, creo que ya sería un éxito enorme para la sociedad española conseguir que ningún objetivo tuviera un indicador en rojo.